X
¿DESEAS RECIBIR ESTA Y OTRA INFORMACIÓN VÍA CORREO ELECTRÓNICO?

background img
Undo




Una charla alrededor de Juan Bautista de Anza

Redacción / 2017-05-19

Magdalena de Kino, Sonora

En el marco de la vigésima edición del Festival Kino, este jueves 18 de mayo la historiadora Esperanza Donjuan; el antropólogo Alejandro Aguilar Zeleny y el cronista municipal Andrés Corella, impartieron una plática sobre el Caballero de Anza que fue escuchada por jóvenes estudiantes de este pueblo mágico.

 

En su charla Los caminos de Sonora en los tiempos de Juan Bautista de Anza, la historiadora Esperanza Donjuan contó que fue un militar que nació en el presidio de Fronteras, posiblemente en 1735 y sus padres Juan Bautista de Anza y María Rafaela Bezerra Nieto, lo bautizaron en la Iglesia de Cuquiárachi. Inició su carrera militar como voluntario en 1752 a los 17 años y por la misma juventud se cree que no tuvo educación militar. Su carrera fue en ascenso en la milicia, obtuvo los grados de capitán y en 1782 de coronel. Murió en 1778, en Arizpe y sus restos reposan en el altar de la iglesia de este lugar.

 

El sueño de su padre era abrir un camino que comunicara Sonora con la California y Juan Bautista hijo solicitó al rey un apoyo que uniera a estas provincias. Su solicitud es aceptada y hace una primera exploración. Cuando llegan los primeros europeos al norte de la Nueva España que hoy es Sonora, los misioneros empiezan a usar las rutas existentes; paulatinamente abren nuevos caminos siempre con ayuda de los indígenas. Los caminos eran importantes para el rey de España porque desarrollaban la economía y le permitían cobrar impuestos.

 

A partir de que Juan Bautista de Anza realiza sus expediciones hay un conocimiento más real del espacio. Anza toma la ruta más conocida, sube hasta el río Gila y de ahí cruza al Colorado para encaminarse a California. Al ver los resultados, el virrey le pide que haga una expedición pero de colonización: entonces trasladará grupos de familias, indígenas, soldados, arrieros, para que funden un nuevo lugar que tendrá el nombre de San Francisco. Los religiosos que le acompañan llevarán como patrona a la virgen de Guadalupe.

 

Esperanza Donjuan dijo a los jóvenes que la importancia de la ruta que abrió De Anza no solo radica en que transitaron personas y mercancías, sino que llevaron ideas, costumbres, instituciones y significaciones, que conforman nuestro patrimonio cultural tangible e intangible.

 

Alejandro Aguilar Zeleny compartió de El diario íntimo del Padre Font transcrito por Julio César Montané, que el 31 de octubre de 1775, el capitán de Anza y el padre Pedro Font habían pasado ya por San Xavier del Bac, Tucson y estaban cerca de Casa Grande. En ese sitio tuvieron una plática: Dia 31. Martes. Dixe missa, la que oyeron con gran sossiego algunos Gentiles Gileños. Determinó el Sr. Comandante, que descansara oy la Gente de la jornada larga de ayer, y con esto tuvimos lugar de ir a registrar la Casa grande, que llaman de Moctezuma, situada á una legua del rio Gila…

 

El antropólogo comentó que al llegar los españoles, los habitantes querían compartir sus historias pero ellos se reían y se burlaban, y eso es parte determinante para que no hoy en día desconozcamos nuestros cimientos: “esta es la historia antigua de la tierra de Sonora que es importante para entender el presente, porque es un estado de hijos de sonorenses españoles, pero también de hijos de sonorenses indígenas. El padre Kino y De Anza cruzaron estos territorios sin entender su historia, religión y filosofía”. Señaló que este Festival es un reencuentro de naciones o’odham cuyos tatarabuelos vieron llegar a Kino y que afortunadamente siguen existiendo.

 

En su intervención, el cronista municipal de Magdalena, Andrés Corella, explicó que en este segundo viaje al caballero de Anza le acompañaron 136 personas y llevaron cerca de 300 cabezas de ganado mayor y menor. La lista oficial incluía un sargento, soldados y pobladores con sus respectivas familias. El esfuerzo era muy grande, pues la idea era no permitir que los ingleses poblaran esa área y protegerla de otras naciones. La mayor parte de estas personas que arribaron a San Francisco provenían de Sinaloa y muy pocos de Sonora, a pesar de que la expedición de Anza sale de San Miguel de Horcasitas. Llevaban tres santos patronos: la Virgen de Guadalupe, san Miguel Arcángel y san Francisco, porque el capitán Juan Bautista de Anza pertenecía al Colegio de San Francisco.

 

Más información en esta sección
Comentarios