X
¿DESEAS RECIBIR ESTA Y OTRA INFORMACIÓN VÍA CORREO ELECTRÓNICO?

background img
Undo




Posicionamiento de Alicia Gaytán Sánchez, diputada por el Distrito III y presidenta de la comisión para la igualdad de género. 

Redacción / 2019-08-20

Los años noventa fueron un momento en la historia del movimiento de mujeres en México en que parecía estar todo resuelto. La conformación de nuevas universidades y el acceso a empleos mejor remunerados junto con el éxito en el programa nacional de planificación familiar, dieron como resultado una nueva generación de mujeres independientes con mejores condiciones para su desarrollo académico, laboral y económico.
 
Las feministas de esos años, sabedoras de las tareas pendientes y los riesgos por venir, se quejaron por el desdén de las jóvenes ante estos grupos de luchadoras sociales, a quienes consideraban anacrónicas. El feminismo es “cosa de abuelas” llegaron a decir.
 
Muy poco tiempo duró esta visión idílica femenina de la conquista del ámbito público por las mujeres. La violencia de género se hizo visible en todos los rincones del país. Hoy en día, acompaña a los nuevos roles de las mexicanas: a las madres trabajadoras, a las jóvenes estudiantes y hasta a las mujeres en la política. Mientras avanza y las cifras de las afectadas crecen, parece no bastar el andamiaje normativo y la maquinaria institucional del Estado creada exprofeso para marcarle el alto a la misoginia.
 
Las cosas se han agravado a tal punto que han terminado por despertar a aquellas que parecían tener la vida resuelta. Las jóvenes de México, llegaron al hartazgo y salieron a las calles este fin de semana para manifestar su descontento, demandando acciones inmediatas para hacer justicia desde las instituciones facultadas para ello, a las víctimas de feminicidio y violencia física, psicológica y sexual.
 
Mi solidaridad y sororidad con estas jóvenes valientes y el ofrecimiento al diálogo permanente con ellas. Como presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género en el Congreso del Estado, mi prioridad será legislar en torno a una ley que sancione a los servidores públicos que no cumplan con sus deberes en los procesos que se generan en la prevención, atención y sanción de la violencia contra las mujeres.  Nuestro apoyo y el llamado al diálogo a todos estos colectivos que luchan por mejorar las vidas de todas, de todos.

Más información en esta sección
Comentarios