X
¿DESEAS RECIBIR ESTA Y OTRA INFORMACIÓN VÍA CORREO ELECTRÓNICO?

background img
Undo




#[email protected]@s

Irisdea Aguayo / [email protected]2020-08-18




Renovarse o morir dice el refrán, y en el equipo de Viva Voz estamos en constante innovación.

Este día, como parte del programa #[email protected]@s iniciamos la sección #[email protected]@s, con Alma Peralta.

Antes de hablar de nuestra invitada, déjeme le comparto mi experiencia y el origen de este nuevo esfuerzo.

Entre el 2001 y 2002 conocí a Héctor V. Barreto Jr como administrador de la (SBA) Administración de Pequeñas Empresas de Estados Unidos, durante la presidencia de George W. Bush.

A su padre, Héctor Barreto, fundador de la Cámara Hispana de Comercio en Estados Unidos (USHCC), lo conocí años antes gracias a mi querido amigo Marcos Salvador Hernández Salas.

Por varios años estuve en las convenciones de la USHCC donde aprendí que apoyar el crecimiento de una empresa afiliada a la cámara significaba apoyar a todo el sector minoritario de los hispanos, en los negocios.

Conocí historias de hombres y mujeres que iniciaron su actividad empresarial en su casa y a los años eran dueños de emporios, donde la constante era el impulso que la USHCC les dio.

Ingresar a la Cámara Hispana significaba un esfuerzo monetario que en pocos días era compensado con creces, gracias al sentimiento de solidaridad de los miembros de la USHCC.

La premisa no escrita era que al ingresar, todas y todos los socios consumían tus productos o servicios, unos más y otros menos, pero en la medida de sus posibilidades ayudaban a la nueva o nuevo socio.

Héctor V. Barreto Jr es recordado en la historia de la SBA como uno de los grandes impulsores de las empresas creadas por hispanos, le apostaban a la educación y no temían a las sociedades.

Una de las leyes que apalancaba al sector empresarial hispano fue que los gobiernos, en todos sus niveles, debían dirigir un porcentaje de sus compras y contrataciones a empresas socias de la USHCC.

Con esa idea regresé de uno de los congresos en Washington, D.C. y me afilié a una cámara empresarial en Sonora, de eso hace ya más de 15 años y todavía sigo esperando esa energía de apoyo mutuo que los empresarios y empresarias deberíamos tener.

Pero no hay mejor forma que el ejemplo para demostrar las ventajas de alguna práctica, con esta premisa decidimos incursionar con el público de Estados Unidos destacando las ideas y labor de los hispanos en el vecino país.

Hoy presumimos la presencia de Alma Peralta en #[email protected]@s, consultora de liderazgo y comercio internacional en el sector público y privado para promover el comercio internacional.

Ella ha trabajado en el Instituto de Liderazgo Hispano en Tucson desde 2016 para ofrecer a líderes hispanos emergentes la oportunidad de involucrar a los negocios y autoridades políticas en un diálogo continuo sobre liderazgo y nuestra comunidades.

En el 2019 recibió el premio “Tucson’s 40 under 40,” por sus  logros y contribuciones a la comunidad.

Alma tiene una Maestría de Administración de Empresas (MBA) y una Licenciatura en Economía, es políglota (Italiano, Portugués, Español e Inglés). 

Participa en organizaciones que apoyan la educación, liderazgo internacional, víctimas de trata de personas y refugiados, y es parte de la organización Make-A-Wish.

Pero lo más importante de esta entrevista es el programa de capacitación gratuito para mujeres Sonorenses que Alma nos compartirá, para poner a tu empresa en el sector digital y reactivarla.

Nos vemos a las 11 en mi página de Facebook.

Gracias por tu atención y tiempo.

Sonríe, recuerda que podría ser peor.


Más información en esta sección
Comentarios

#[email protected]@s" />