X
¿DESEAS RECIBIR ESTA Y OTRA INFORMACIÓN VÍA CORREO ELECTRÓNICO?

background img
Undo




Gándara a Rita: vamos hacer buen equipo

Froylán Campos / 2021-03-19

Ernesto Gándara Camou tiene peso e historia en el valle de Guaymas-Empalme. Y si en el puerto refrendó su raigambre y afectos de siempre, en la ex rielera su arribo fue apoteósico. 
Es martes 16 de marzo. Hace un año que en Sonora se detectó al paciente cero contagiado por Covid. Cómo olvidar que hace un año nos alcanzó la pandemia. Temprano, el “Borrego” envió un mensaje por las redes sociales para reconocer a esos “grandes héroes” que han dado su mejor esfuerzo salvando vidas y honrar la memoria de quienes dejaron este mundo, víctimas del coronavirus. “Hay que seguir la lucha y no bajar la guardia”, aconseja.
Pero el microbio no sólo ha sembrado dolor y luto, sino también graves perjuicios en la actividad económica. Un lamento recurrente que el candidato de la alianza “Va por Sonora” escucha donde quiera que se pare.
Aunque a lo largo de estos primeros días de campaña, Gándara ha desdoblado propuestas para reactivar la economía, principalmente de pequeños negocios como el que despacha desde hace más de cuatro décadas doña Josefina Ontiveros Duarte, una mujer de la etnia yaqui que expende productos de la región en el viejo parián de Guaymas.
El “Borrego” Gándara parece estar en casa cuando recorre el laberíntico Mercado Municipal “José María Yáñez”. Siempre amigable saluda con mucha familiaridad a los locatarios. Provoca la charla. Escrudiña en los ojos el sentir de la gente. Después de desayunar en “El Rinconcito del Bocho”, el aspirante a la gubernatura enfila a un encuentro con cientos de mujeres de la sociedad civil que ya lo esperan en la explanada del hotel “Playas de Cortés”, un sitio turístico bañado por las aguas del Mar Bermejo. Cualquier hijo de vecino sabe que éste lugar es la segunda casa de Ernesto quien entra —reza el lugar común— partiendo plaza. El recibimiento es jubiloso. Contagiosamente alegre.
Y lo es más cuando la realidad supera a la química: aquí están militantes y liderazgos del PAN, del PRI y del PRD. Agua y aceite. Unidas. Aliados. Coaligados en un solo proyecto. Con un horizonte común. Así lo confirma la presencia del líder nacional y estatal del PAN, Marko Cortés y Ernesto Munro, y el presidente del PRI sonorense, Ernesto De Lucas.
Hacer la alianza no fue fácil. Construir, consensar, acordar —dijo el “Borrego” Gándara — es más difícil que destruir, romper y dividir.
Y el dirigente de Acción Nacional atrapó a la audiencia. Es un hombre cuajado en la arenga política. Su filípica contra el Presidente, MORENA y Alfonso Durazo, es puntualmente demoledora. Como cabeza de una de las principales fuerzas de oposición en el país, el michoacano Marko Antonio Cortés Mendoza ¬—Marko Cortés, a secas— ha tejido un discurso que busca sacudir conciencias.
No podemos, no debemos permitir que la mancha destructora morenista venga a mal gobernar a Sonora. Refiere cómo la administración de Andrés Manuel López Obrador ha eliminado por “caprichos ideológicos” diversos programas que eran benéficos para la población: las estancias infantiles, los Pueblos Mágicos, el Fondo para Desastres Naturales, el Seguro Popular, Prospera, entre otros.
El dirigente panista subraya que la coalición “Vamos por México” se hizo para cuidar a la patria. Para frenar las políticas retrógradas del actual gobierno. Y enlistó las cinco crisis en que se debate el país: de salud, porque si bien la pandemia no es culpa de MORENA, sí lo es que México encabece la más alta tasa de letalidad en el mundo.
La económica debido al inaceptable abandono de los negocios y en consecuencia la pérdida de 2.9 millones de empleos formales e informales. Sin embargo, la crisis económica se venía arrastrando desde el 2019 cuando ya acusaba una caída del 9.5% del PIB.
Otra, la de seguridad, donde Alfonso Durazo, el entonces titular de la Secretaría de Seguridad no pudo con el paquete; por el contrario, complicó el escenario pues los dos años de su gestión fueron consecutivamente los más violentos en toda la historia de México. E insiste: no podemos permitir que una persona tan incapaz se convierta en gobernador.
La cuarta crisis: la corrupción, una asignatura donde se han vuelto sinvergüenzas y cínicos, dijo citando los casos de Pío López Obrador, Felipa Obrador, Manuel Bartlett, entre otros. Y última: la de las instituciones, porque cada que puede, el Presidente lastima al INE, quiere desaparecer al INEGI, al Coneval o al INAI. Cuestiona a la Auditoría de la Federación y ordena investigar a un juez federal que concedió un amparo para frenar el atropello de cerrar el tránsito hacia las energías limpias, renovables. En una democracia —postula Marko Cortés— se debe respetar a los órganos autónomos, nunca debilitar a los contrapesos.
Recordó que si existe algún sector muy lastimado y maltratado de la sociedad mexicana, son precisamente las mujeres. A ellas, el dirigente panista les pidió que no se dejen engañar. Urgió promover el voto útil. Las exhortó a salir a la calle para decirle a la gente indecisa o dispuesta a votar por otros candidatos, que con Ernesto Gándara no se van a equivocar, es el único que le puede ganar al destructor proyecto morenista de Alfonso Durazo.

+++

El “Borrego” anda más ajetreado que de costumbre. De su comparecencia ante la tropa reporteril en el Hotel Armida donde estuvo acompañado del dirigente nacional del PAN, rescatamos dos que tres respuestas contundentes.
—Que el problema de la inseguridad sí se puede combatir con una mayor coordinación de los cuerpos policiacos. Aprovechar los avances tecnológicos en las tareas de inteligencia. Más capacitación al personal. Mejores salarios. Lo que no se debe hacer, es echarse las culpas unos con otros.
—Que el tema de los servicios públicos (en Guaymas existe una añeja preocupación por la obsoleta red de drenaje), será un asunto de alta prioridad en su gobierno, sin descuidar la salud, vivienda, seguridad y lo económico.
—Y sobre la encuestitis, atajó: “yo siempre he creído en la encuesta que nos ha dado el triunfo”.
Minutos más tarde, el candidato de la alianza “Va por Sonora” asiste a una reunión con representantes de los sectores productivos del puerto guaymense. Las inquietudes y necesidades son variopintas. Como es habitual, el aspirante a la gubernatura toma notas no sólo para luego responder directamente a cada uno de los participantes del diálogo, sino para hacer acopio y sistematizar la información y las ideas que seguramente habrán de enriquecer su propuesta de gobierno.
Y aquí se habla desde la regulación de la explotación pesquera, la reposición de la flota camaronera y la reactivación de los astilleros que sugiere Héctor Andrade Loyo hasta la preservación del programa Only Sonora en voz de Enrique Rodríguez Pompa, sin pasar por alto los apoyos al sector comercial que demanda el presidente del comercio organizado Nicolás Estrada Martínez.
El doctor Francisco Sánchez López es un connotado panista, pero sobre todo un profesional de la medicina que dicta una severa crítica en torno al manejo del sistema de salud por parte del Gobierno Federal. Lo más deplorable es que Guaymas ni siquiera cuenta con una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y la infraestructura hospitalaria está obsoleta. Y la directora del Instituto Americano, Claudia Navarro, cita que al menos 25 colegios particulares han cerrado en el país a causa de la pandemia. Alerta sobre el daño psicosocial que habrán de resentir los y las estudiantes por ausencia de la educación presencial en las aulas.
Y desde la comunidad de La Misa, Gerardo Espinoza, habló a nombre de los ganaderos, un sector completamente olvidado por el gobierno. “Queremos que nos eche la mano”, clamó al candidato. Mientras que José Mora, representante de un consejo de hombres de negocios que generan 25 mil empleos en Guaymas, trajo una petición muy concreta: el compromiso del futuro gobernador de Sonora a tener un diálogo permanente y sin intermediarios. Finalmente, Alfredo Oceguera Mendoza, exhibe su inconformidad con el comercio informal. No hay piso parejo, delata.
Ernesto Gándara llegó “barrido” al cónclave que celebran los liderazgos panistas del sur de Sonora con su dirigente nacional Marko Cortés. Con un breve mensaje de aliento y unidad, el “Borrego” clausuró los trabajos y enfiló raudo a una comida con los directivos municipales del PAN, PRI y PRD, así como algunos exalcaldes del puerto.
Por la tarde-noche, de nuevo en su feudo familiar, el candidato funde su entusiasmo con el de mujeres y hombres sobre cuyas espaldas recae la responsabilidad de tocar puertas y dar la cara en busca de sufragios para la causa aliancista. “¡Me siento muy honrada de ser borreguista!”, le soltó Carmina Castro poniéndole más intensidad al calor humano que se respira en el encuentro con las estructuras y liderazgos sociales del PRI, PAN y PRD.
Naturalmente, entre este ejército de promotores del voto, destacan las exigencias de las amas de casa preocupadas por la violencia en contra de las mujeres, tal y como lo expone Rosa María Barrera. O la falta de oportunidades para quienes rondan entre las cuatro y seis décadas, según Ana Lilia Fierros que llegó del sector Guaymas Norte. O la mortificación que trae del antiguo barrio Punta Arena doña Mariana Chávez por el cierre de escuelas. En tanto que Siria Cervantes pone el dedo en la llaga: nadie ha querido tomar el toro por los cuernos, dice con respecto al problema con la Tribu Yaqui que nomás se les pega la gana y los dejan sin agua. “¿Y para las madres solteras qué hay?”, pregunta Laura Ruiz. O para quienes tenemos hijos con capacidades especiales, husmea Guadalupe Hernández. Y de cara al candidato, Manuel Barrón sella el pacto que lo trajo aquí: no descansaremos hasta alcanzar el triunfo en las elecciones del 6 de Junio.

+++
Se escucha el clásico sonido del silbato del tren. Pero el claxon de los camiones de pasajeros, de carga y de automóviles han armado tremendo alboroto cuando el candidato arribó al cruce de las vías del ferrocarril.
Ernesto Gándara está trepado al frente de la locomotora 4847. Y junto al “Borrego” están Lilián Coffey, Rosy González y Héctor Manuel Gerardo “El Pollo” Bernal, dirigentes municipales del PRD, PRI y PAN.
La presencia Gándara a bordo de la máquina del ferrocarril, supone una postal por demás emblemática. Un acto lleno de simbolismo. De nostalgia. De tradición. El silbido de la locomotora —relatan— advierte la visita de una persona distinguida. Se cuenta en Empalme —la antigua sede del centro ferrocarrilero más importante de México— que solo dos sonorenses han vivido esa experiencia: Luis Donaldo Colosio y Ernesto Gándara.
Y con un impresionante acompañamiento vehicular recorre las principales avenidas de la llamada “Ciudad Jardín” hasta llegar al Museo Ferrocarrilero de Empalme (MUFER) donde su director José Luis Islas Pacheco muestra al candidato algunas piezas y documentos que exhiben el paso de la historia en esta ciudad.
Así, el miércoles 17, el “Borrego” Gándara abrió una intensa jornada proselitista por esta comarca reconocida por ser un importante polo pesquero y semillero de glorias del deporte como el beisbolista Ronaldo “Ronnie” Camacho y el campeón de boxeo, José Luis Castillo.
De la reunión con las mujeres empalmenses, hay que rescatar el grato sabor a boca que dejó entre el género y sobre todo en las profesionistas, el nombramiento de María Rita Plancarte como la primera mujer que ocupa la rectoría de la Universidad de Sonora. Y es que, la maestra Noemí Flores le planteó un “trato” al aspirante a la gubernatura: le ayude a hacer realidad un viejo sueño de contar aquí con una extensión de la Unison. Gándara Camou respondió que naturalmente hará todo lo que esté a su alcance para constituir aquí una subsede de la Máxima Casa de Estudios.
Una vez que el voto en las urnas lo favorezca, el “Borrego” anticipó que con la nueva Rectora de la Unison “vamos a hacer muy buen equipo”.

Más información en esta sección
Comentarios