X
¿DESEAS RECIBIR ESTA Y OTRA INFORMACIÓN VÍA CORREO ELECTRÓNICO?

background img
Undo




Amor, con amor se paga

Rafael Cano / 2021-09-15

El presidente Andrés Manuel López Obrador sorprendió a los suyos, con más razón a los ajenos, cuando anunció que Quirino Ordaz Coppel, ex gobernador de Sinaloa y Antonio Echeverría García, gobernador panista de Nayarit se incorporaban a la 4T; el primero como embajador de México en España y el segundo sin un cargo definido en el gabinete federal.

Ambos gobernadores, como sucedió con muchos otros, recibieron rechiflas e insultos, fueron calificados de corruptos por el propio Presidente de la República, los asoció con la “mafia del poder”, pero al final terminó por abrirles las puertas de la 4T.

En espera de un llamado similar está el panista, Javier Corral Jurado, ex gobernador de Chihuahua, resentido con la dirigencia actual de su partido al no concederle su capricho personal de dejar sucesor y en lugar de eso abrir la selección de candidatos, lo que permitió a la ex alcaldesa de Chihuahua ganar la candidatura y ahora ser la gobernadora de ese estado.

Los elogios de López Obrador para Corral Jurado dejan entrever que el panista bien pudiera emigrar a la 4T. En esa misma tesitura se encuentra la ex gobernadora del PRI en Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, a quien también le llovieron elogios en los últimos eventos que presidió al lado del Presidente.

Pero tanto elogio y alabanza, tanta concordia y buenas maneras, esas reivindicaciones públicas luego de la defenestración constante, generan suspicacias y todo lleva a establecer que estos gobernadores aplicaron aquella vieja frase: “dejad haced, dejad pasad”.

Eso significa que sin menoscabo de la militancia partidista que los apoyó, al final de cuentas no fueron obstáculo en sus estados para que Morena, la 4T y los candidatos del presidente López Obrador tuvieran victorias arrolladoras.

En las elecciones del 2020 en Coahuila e Hidalgo y antes en las de Durango, Querétaro, Yucatán y Aguascalientes, quedó claro que si los gobernadores operan en los procesos electorales locales, a Morena se le dificulta ganar. Sucedió este 2021 en Jalisco, donde Enrique Alfaro tuvo la medicina para contrarrestar a Morena y conservó ese estado.

En aquellas entidades donde Morena logró arrasar en el pasado proceso electoral, los gobernadores y gobernadora, fueron testigos pasivos del proceso electoral; ni se metieron, ni operaron, ni apoyaron; todo fue consentir y callar.

Hoy Morena premia esa actitud; no solamente les brinda impunidad y manda el mensaje de que son intocables. Los convierte en aliados.

Si alguno de ello dejó que el crimen organizado operara; si trataron de descarrilar proyectos incómodos; si se limitaron a ser espectadores colaboracionistas, modosos y sin retobos; es una condición que al paso del tiempo se irá conociendo, pero por lo pronto se les brinda un manto protector.

Pero esto no debe sorprender a nadie; si algo se debe reconocer en Andrés Manuel López Obrador es su capacidad para cumplir la palabra que empeña; con Enrique Peña Nieto hizo un pacto de impunidad y para nada lo ha perseguido.

Sus fobias están están en otros ex presidentes, pero no en quien le entregó la banda Presidencial, en aquel que supo comportarse como un auténtico demócrata, según él mismo declaró en su toma de posesión.

¿Qué hay de extraño entonces que ahora premie y elogie a los que antes señaló de corruptos? Está muy claro que más allá de colores partidistas, López Obrador no es mal agradecido con quienes le sirven bien.

Está en el manual de la política: “te dejó pasar, para que me pases impunidad”.

Este reclutamiento de ex gobernantes de oposición, debe alertar a los dirigentes de la Alianza por México; porque así como “convenció” a estos personajes de pasarse a las filas de la 4T, será mucho más fácil convencer a diputados federales que aspiran a una larga carrera política, aunque eso implique renunciar a sus respectivas bancadas.

El año entrante también se renovarán seis gubernaturas, los mandatarios de esas entidades saben desde ahora que “si se portan bien con el Presidente” no importarán irregularidades, malos manejos o corrupción; pueden ser exonerados de todo con solo colaborar.

El presidente López Obrador hizo política, su jugada le resultó y ahora, solamente paga los favores recibidos. Amor con amor se paga.

Como bien decía don Porfirio: “perro con hueso en el hocico, ni muerde ni ladra”.

 

El voraz caporal

Trascendió la frase de Alfonso Durazo, gobernador de Sonora, quien al asumir el cargo señaló que Sonora “fue un rancho manejado por un voraz caporal; ayer terminó su tiempo; se pueden retirar y nadie los va a llorar; encontré un estado arrastrado por malos y voraces gobiernos”.

Y todavía les recetó: “llegó el tiempo de retirarse para aquellos políticos símbolo del saqueo durante 30 años a Sonora”.

Ya lo habíamos adelantado, no se esperaba que en su primer mensaje el gobernador Alfonso Durazo fuera “suavecito” y echara flores a los que se van; pero sus dichos deben pasar de una mera expresión a una acción de castigo, a exhibir esa voracidad, a no premiarlos con la impunidad y mucho menos desaprovechar la oportunidad que ahora tiene para marcar una clara diferencia entre lo que es un buen y un mal gobierno.

No se le pide se concentre en el pasado, lo que se le pide es que no lo cobije, menos si afectó a los sonorenses; de nada sirve echar tierra a los que se van, si nadie los castiga.

Esperemos que la voracidad de antes, no aparezca ahora. Que muchos de los funcionarios que llegan sean tan honestos y cabales como él Gobernador los considera; que su pasado en el PRI o en el PAN sea intachable y se alejen de escándalos, que den resultados.

Los 30 años a los que hace referencia implican a Claudia Pavlovich, Guillermo Padrés, Eduardo Bours, Armando López Nogales y Manlio Fabio Beltrones; pero también significan apellidos y aliados de esos ex gobernadores que tomaron decisiones y fueron determinantes para que ganaran y gobernaran.

Algunos de esos empresarios financiaron y negociaron acuerdos políticos con personajes que ahora figuran en el gabinete del actual gobierno; eso tampoco se puede negar y menos soslayar.

Y es que el voraz caporal no fue solo, al final de cuentas los acuerdos y negocios del pasado son como las ramas de la raíz de un árbol, están tan extendidas y ramificadas que no se sabe hasta donde llegan y a quien tocan.

 

Tips cortitos pa´no enfadar:

1.- Dolores del Río Sánchez se convirtió en la primera mujer que asume la Secretaría de Seguridad Pública, hay quienes dicen que aportará una visión ciudadana a la seguridad, pero eso no es verdad, es un acuerdo político y su trabajo será en ese tenor.

No significa que se le descalifique de ante mano, siempre hay que dar el beneficio de la duda; lo cierto es que su designación no fue recibida con fanfarrias pero tampoco con críticas acervas o lamentos desgarradores.

Tiene una encomienda muy seria, al tiempo que debe clarificar recursos en varias de las áreas que ahora le toca dirigir; su experiencia en el ramo es nula, pero no significa que vaya a fracasar.

 

2.- Una vez que salieron los principales nombramientos, queda esperar solamente saber el destino de Adolfo Salazar Razo, el joven dirigente de Morena; de entrada pareciera que no hay nada para él en el gabinete de primer nivel y una posición de segundo nivel no haría justicia a su entrega al proyecto de Alfonso Durazo.

Al final de cuentas, es el primer dirigente de Morena en Sonora que puede presumir de ganar la gubernatura y sus cartas credenciales no son tan malas; pudiera ser que lo dejen vacacionar un tiempo en Morena –al final no hay elecciones hasta dentro de tres años—y reservarlo como parte del equipo cercano que luego de un año o dos, asumen cargos de importancia.

Pero por lo pronto no está en el gabinete.

 

3.- Bueno pues se conocieron nombres de funcionarios que acompañaran a Toño Astiazarán en la alcaldía, hay una combinación interesante de panistas y priístas: Chito Díaz va a la Secretaría del Ayuntamiento y el sanluisino es garantía de habilidad y decencia política.

Flor Ayala Robles Linares es la propuesta para la tesorería municipal, experta en temas financieros, la priísta siempre se ha distinguido por un excelso manejo de los números. Para Agua de Hermosillo la propuesta es Renato Ulloa, ligado a Ricardo Bours, pero especialista en el tema y con experiencia probada en el manejo de esa paramunicipal.

En estos nombres no hay improvisación y por tanto la curva de aprendizaje no es necesaria, de ahí que los resultados deben darse de inmediato; no solamente por una cuestión de apremio para los hermosillenses, también por la sobrevivencia política de un proyecto cuya única plataforma de exhibición es el Ayuntamiento de Hermosillo.

 

Otros Juglares:

--“Presidente @LópezObrador_, incorporar gobernadores de oposición a su gabinete evidencia su complicidad electoral y sus vergonzosos pactos de impunidad. Tan grande era el miedo de algunos, que para salvarse ellos, no les importó humillarse y traicionar a quienes antes los hicieron ganar”.

Mensaje en la cuenta personal de Twitter de Marko Cortés,l presidente con licencia del PAN nacional y uno de los promotores de la Alianza con el PRI y PRD, que fue descarrilada, ya no por la fuerza de Morena, sino de los gobernadores que ahora se van al gabinete.

 

Gracias por su atención, hasta el miércoles si Dios quiere. ¡¡Salud!!

 

Nos puede seguir en Twitter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red” y lo invitamos a escuchar nuestro podcast “Gajes del Oficio” que realizamos con la colega periodista Cristina Gómez Lima.

 

Más información en esta sección
Comentarios