X
¿DESEAS RECIBIR ESTA Y OTRA INFORMACIÓN VÍA CORREO ELECTRÓNICO?

background img
Undo




Todos dicen que primero la gente . . .

Irisdea Aguayo / [email protected]2021-10-26


Ante la nula respuesta de las autoridades, no me queda más que solo dar una versión de los hechos.

Conste que esperé varios días por las contrapartes.

La semana pasada traté de ayudar a una familia que lamentablemente perdieron al bebé que esperaban, obvio con gran ilusión.

¿Recuerda lo que significó para Usted la llegada de su más reciente hijo, hija, nieto, nieta, sobrino o sobrina?

Un día la joven madre acariciaba a través de su vientre a su primer hijo, y al otro lloraba su muerte.

Abuela y madre se consolaban ante esa pena, mientras, uno de sus familiares buscaba apoyo para un evento que, ni en el más cruel escenario se esperaba.

Busqué apoyo entre mis contactos, y marqué a la funeraria del DIF, ahí me informaron que la petición se tenía que hacer en las oficinas de DIF Sonora, y que tenía que realizarla la madre del bebé muerto o la mamá de ella.  Les respondí que las dos estaban en el hospital y no en muy buenas condiciones emocionales para todavía acudir a realizar ese trámite.  Y la respuesta me dejó helada:  Pues así es el trámite.

Una persona me recordó que ahí estaba como titular mi estimada Lorenia Valles, y conociendo su sencillez le marqué y expliqué la situación, me dijo que el caso se atendería en sus oficinas, y hacia allá acudió un hermano de la joven madre.

Al poco tiempo el joven me marcó para decirme que regresaría a donde yo estaba para que le ayudara a hacer el oficio que le pedían.  ¡Quédate donde estás! Le grité al pobre, y de inmediato me comuniqué a las oficinas del DIF Sonora para cuestionar por qué no ayudaban a una persona en esa situación a redactar una petición, más cuando ni siquiera sabían si se trasladaba en camión o en carro.

La ayuda consistió en darle una hoja, un lápiz y decirle lo que tenía que escribir.  Con esa solicitud le dieron un oficio que tenía que llevar a la funeraria del DIF.

Gracias al apoyo de una amiga, esta persona pudo trasladarse en carro a la funeraria donde le informaron que tenía que ir al ayuntamiento a solicitar y pagar un “lote”, que cuando tuviera ese papel se los llevara, y que ellos se encargarían de ir por el cuerpo del bebé y enterrarlo.

¿Y el funeral?  Cuestionó el joven.  Y recibió como respuesta que ahí no había funerales.

En este punto de la historia yo ya había practicado todas las técnicas que conozco para no alterarme, pero quizás usted también se pregunte¿cómo es posible tanta insensibilidad?

Pero aún hay más, los servicios de panteones del ayuntamiento de Hermosillo cierran a la una de la tarde.  “Va a tener que ir mañana”, le dijeron al joven, con la sensibilidad de quien informa el clima.

Y llegó la mañana siguiente.

La familia veló al bebé en una funeraria particular, gracias a eso pudieron recibir el acompañamiento de amigos y parientes en esa etapa de profundo dolor.

¿Se imagina en esa situación?  Que de esa forma trataran el último día de su hijo o de su hija. 

Como le comenté a la titular del DIF Sonora, Lorenia Valles, desconozco si esas son prácticas que la misma rutina deshumaniza.  No creo que esa sea la imagen que la 4T desea dar, ni el servicio que el presidente municipal Antonio Astiazarán quiere brindar (a él le toca la parte de los panteones).

Ahora, además del dolor, la familia enfrentará una deuda por que decidieron ir a una funeraria donde los trataran con humanismo.  Pero obsesiva como soy, no dejo de pensar en el dolor que han vivido, viven o pueden vivir familias Sonorenses que no tienen la posibilidad de ver otra opción además de la funeraria del DIF.

Compartir esta historia no tiene otro objetivo más que el hecho de que mejoren, entiendo que no pueden ver todo lo que hay a su alrededor, pero sí, Usted y yo podemos ayudar a las autoridades a cambiar señalando sus deficiencias, y por qué no, reconociendo sus aciertos.

Triste historia que esperemos no se repita, Dios reciba en su gloria a ese bebé.

Y cambiando radicalmente de tema, quería comentarle sobre los esfuerzos que realizan los empresarios de la construcción, minería, de la transformación y energía para la reactivación económica en Sonora, pero mejor se lo platico mañana.

Gracias por su atención y tiempo, y por favor, ¡sonría! podría ser peor.


Más información en esta sección
Comentarios

Todos dicen que primero la gente . . ." />