X
¿DESEAS RECIBIR ESTA Y OTRA INFORMACIÓN VÍA CORREO ELECTRÓNICO?

background img
Undo




Ni subiendo los salarios alcanza

Rafael Cano / 2021-11-30

La encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que realizó el Inegi, arrojó que en octubre de 2021 se registraron 14 millones de mexicanos que tienen como máximo un salario mínimo al mes; en el grupo de quienes tienen más de un salario mínimo, incluso hasta dos, se encuentran 19.7 millones de personas; más de un millón de personas reciben hasta 5 salarios mínimos al mes; eso pareciera significar que casi 35 millones de trabajadores perciben un promedio de ingreso que oscila entre los 8,502 pesos hasta las 21,255.
Pero no es así.
La realidad es que en México, 6 de cada 10 trabajadores tienen que sobrevivir con menos de 8,502 pesos mensuales.
Ese dinero no alcanza.
La otra realidad que mostró esta encuesta es que luego de la pandemia de Covid-19, en los grupos de salarios más elevados, también se presentó una contracción de su ingreso; destaca también que si bien más personas se incorporan a la fuerza laboral, en su mayoría lo hacen dentro de los rangos de remuneraciones más bajas.
La encuesta ENOE especifica que una persona que vive en zonas urbanas requiere 3,843 pesos para la compra de la canasta mínima y el pago de servicios, eso multiplicado por una familia que tenga cuatro miembros (esposa, esposo y dos hijos), representa un costo de vida mínimo de 15,372 pesos, eso los aleja de la posibilidad de financiar los gastos para educación, salud, ropa o diversión.
Para este 2021, el salario mínimo está en 141.70 pesos, quien está catalogado con solamente un salario mínimo apenas gana 5 mil 186 pesos a octubre del 2021, una cantidad insuficiente para poder subsistir, incluso insuficiente para la adquisición de la canasta básica de una familia compuesta por cuatro personas.
Derivado de esta situación, es que padre y madre de familia -- incluso los hijos-- deben dejar el hogar y sus actividades escolares para sumarse a la planta productiva y con la suma de sus salarios apenas pueden sufragar condiciones de vida mínimamente dignas.
La parte patronal, en este caso la Coparmex, plantea que para el 2022 el salario mínimo pase de 141.70 pesos a una cifra entre 170.04 y 172,87, eso representa un aumento de entre el 7.5 por ciento y el 8 %, que apenas alcanza para equilibrarse con la inflación nacional que es del 7.4 por ciento.
La idea de la Coparmex es seguir con aumentos al salario y que para el 2024 el salario mínimo general alcance para satisfacer lo que se denomina “línea de bienestar de una familia”, de tal suerte que para ese año el salario mínimo sea de 228.75 pesos mensuales o 6 mil 958 pesos mensuales.
El planteamiento de Coparmex es lograr que el salario de dos personas, de una familia de cuatro, alcance para mantener a toda la familia el 2024, pero eso parece no va a ser suficiente.
Según la Coparmex, al aumentar el salario en los porcentajes que propone y cubrir la llamada “Línea de bienestar familiar”, con el sueldo mínimo de dos personas trabajando en la familia, se podrá “satisfacer sus necesidades de alimentos, pero también para que cuenten con condiciones indispensables de trasporte, cuidados personales, educación, vestido y esparcimiento”.
Pero al sacar las cuentas, resulta que el salario mínimo propuesto como tope para el 2024, también resulta insuficiente, incluso no alcanzaría para cubrir las necesidades mínimas de canasta y servicios básicos en la actualidad, se queda corto, a pesar de que dos elementos de la familia aporten.
Para que el salario mínimo, realmente permitiera a las familias cubrir sus necesidades básicas debería ser de entre 270 a 275 pesos diarios, eso representa aumentarle 50 pesos el 2023 y otros 50 pesos para 2024, con eso se generaría un ingreso de 8,250 pesos al mes, que multiplicado por dos aportantes, cubriría las necesidades básicas de una familia, aunque no para financiar otros gastos.
Un incremento de esa naturaleza no parece ser opción para la parte patronal, aunque no deja de ser una meta a alcanzar por la clase trabajadora.
Aquí es muy importante determinar el papel que como mediador debe jugar el gobierno federal y las medidas económicas que asuma, en primera instancia para reducir la inflación y no afectar el poder adquisitivo, pero también para que las condiciones de mercado permitan equilibrar la disparidad económica de los trabajadores.
 
Se enojo el Presidente con Proceso y Carmen Aristegui
La portada de la revista “Proceso” de esta semana apareció con una gran foto del presidente Andrés Manuel López Obrador y un único encabezado en letras blancas que dice: “Yo, el popular”; luego la periodista Carmen Aristegui presentó un documentado reportaje donde se presume un potencial conflicto de intereses entre un hijo de AMLO y el emblemático programa del gobierno federal: “Sembrando vida”.
Ambos sacaron de sus cabales al presidente López Obrador y en su conferencia matutina se lanzó en contra de la periodista Aristegui y de la revista “Proceso”, a ambos los acusó de no estar con “el movimiento” y de hacer “una investigación mentirosa para buscar mancharnos con la máxima del hampa del periodismo”.
Tanto Aristegui como “Proceso” publicaron el reportaje “Sembrando vida y la fábrica de chocolates” en la cual acusan a los hijos de López Obrador de obtener beneficios del programa “Sembrando Vida”, a través de la finca “Rocío”.
“Sembrando Vida” es un programa tan importante para el presidente de la República que incluso lo presumió como exitoso durante su intervención en el Consejo de Seguridad de al ONU; aunque se ha criticado su opacidad, la falta de reglas claras de operación, eso no es limitante para que a ese programa se hayan destinado 70 mil millones de pesos.
El reportaje señala que Hugo Chávez Ayala --un amigo cercano de la familia presidencial y compañero de estudios de Andrés Manuel López Beltrán, segundo hijo del presidente en su primer matrimonio--y miembro de Consejo Consultivo de “Sembrando Vida”, impulso el cultivo de cacao en Tabasco a pesar de que la comunidad no lo eligió dentro de una lista de 25 productos prioritarios.
Las relaciones entre Andrés Manuel López Beltrán, propietario de la fábrica de chocolate gourmet “Chocolate Rocío” y Hugo Chávez, propietario de la empresa “Agrofloresta”, la única empresa a la que pueden vender la producción de cacao los productores tabasqueños financiados con “Sembrando Vida”, es que este último también es consultor de la producción de cacao en la “Finca Rocío”, propiedad de López Beltrán.
La exhibición de pruebas documentales, versiones de personas en Tabasco y la exposición de que Hugo Chávez Ayala se beneficia de manera directa del programa y a la vez tiene relación con uno de los hijos del presidente López Obrador, llevaron a este último a realizar una defensa enconada de su programa, de su familia y al mismo tiempo descalificó lo publicado en el reportaje.
Desde la conferencia matutina, celebrada en Oaxaca, López Obrador desmintió lo publicado al tiempo que señaló: “Hicieron toda una investigación mentirosa, sin fundamentos, para buscar mancharnos con la máxima del hampa del periodismo, ‘que la calumnia, cuando no mancha, tizna’. Nada más aclarar de que no es cierto lo que están planteando en su reportaje”.
Lo que llama la atención es que tanto “Aristegui Noticias”, empresa de Carmen Aristegui, como la revista “Proceso”, fueron de los medios de comunicación a los cuales el presidente López Obrador alabó en su momento por un ejercicio libre e independiente de periodismo; ahora que le empiezan a sacar sus trapitos al sol, los descalifica.
 
Tips cortitos pa´no enfadar:
1.- El Secretario de Educación y Cultura, Aarón Grageda tiene otro problema que amenaza con crecer, se trata de la designación de Luis Carlos Santos como director del Conalep a quien, nada más se supo de su nombramiento, le tomaron las oficinas y le impiden el paso, acusándolo ser conflictivo y de violentar el contrato colectivo de trabajo.
La Secretaria General del sindicato de Conalep (SINTACEPTES), Ramona Risk Fontes, sentenció que mientras no sea revocado el nombramiento, de Luis Carlos Santos, ellos van a mantener tomadas las oficinas y le van a impedir el acceso.
El nombramiento de Santos se realizó el 12 de noviembre y desde el primer momento se presentó la inconformidad generalizada y señalando se trata de una persona con antecedentes de conflicto. Además lo acusan de abandonar sus responsabilidades frente al grupo, dejando sin clases virtuales a sus alumnos, pues se fue sin pedir licencia para separarse de sus actividades de maestro.
Por lo pronto, el asunto lo quieren tratar con el gobernador Alfonso Durazo Montaño a quien le solicitan una audiencia y es precisamente en esta parte donde Aarón Grageda está fallando, debería ser él quien atienda el caso y le de la mejor solución para todas las partes.
 
2.- Siempre se ha sabido que los ricos son los más reacios a pagar determinados servicios, pero allá en Cajeme si que exageran. El alcalde Javier Lamarque Cano señaló que en la zona norte de Ciudad Obregón, donde se ubican las grandes mansiones de los “ricachones” del pueblo, es donde más adeudan agua y no pagan predial.
En predial le deben al Ayuntamiento de Cajeme la friolera de 400 millones de pesos, mientras que el adeudo con el Organismo Operador (Oomapasc) es de mil 400 millones de pesos. Pero eso pasa porque luego los consienten y “chipilonean” mucho y se les hizo vicio el no pagar.
 
Otros Juglares:
--Vamos a seguir su causa desde la no violencia”.
Palabras de la señora Teresita Urbalejo, mamá de Marisol Cuadras, joven asesinada en Guaymas cuando participaba en una manifestación por la no violencia contra las mujeres.
 
Gracias por su atención, hasta el miércoles si Dios quiere. ¡¡Salud!!
 
Nos puede seguir en Twiter en @CanoFrancoR También puede conocer nuestra opinión periodística en Facebook en Rafael Cano Franco “El Juglar de la Red”; igualmente usted es nuestro invitado especial en el podcast “Gajes del Oficio”.

Más información en esta sección
Comentarios